.la llave del diseño

2 05 2010

que grande misión la de la llave, proteger, dar seguridad, dar tranquilidad.  Tan minúsculo objeto.  Su diseño es honesto, no oculta su origen ni su destino, te cuenta cual es su rol, existe un código cifrado en su forma y te lo cuenta.  Es un objeto casi bidimensional, lo suficientemente pequeño para no ocupar mucho espacio y ser manipulado.  El lado de mayor área, usualmente una circunferencia, es utilizado para girar la llave y para colgarla.  Cual sea el material de fabricación nunca tiene un recubrimiento.  Irónicamente no suele tener mayor lazo sentimental con su usuario, sin embargo es cuidado y valorado con mucho celo.

El lado oscuro en el diseño de la llave lo encuentro en el problema que tiene para relacionarse con otras llaves.  Si hablamos de una sola llave, los atributos mencionados relucen y agradan.  Cuando necesitas cargar y utilizar varias es donde comienzan los problemas.  La antigüedad del concepto de llave-cerradura merece gran respeto y admiración, sin embargo han pasado tantos años y aun no hemos logrado simplificar su uso conjunto.  El llavero sigue a la vanguardia de la administración de las llaves, lo cual descalifica lo bidimensional del diseño original.  El siguiente problema es lo poco comunicativo que son las llaves cuando están juntas, decodificar cual es la llave de cada cerradura toma un tiempo de adaptación  el cual es directamente proporcional al número de llaves en el llavero.  Si el llavero tiene más de cinco llaves, estoy seguro que el dueño sólo identificará las de mayor frecuencia, dejando a la prueba y error las restantes.  Finalmente, el diseño no contempla personas con un rango de visibilidad corta, personas con problemas para manipular objetos pequeños (o simplemente objetos), ni personas con problemas de memoria las cuales no saben donde dejan la llave (esta estadística es incierta, pero creo que todos en algún momento estamos dentro).

Este es un pequeño homenaje a tan humilde servidor como es la llave, y tan longevo diseño y concepto.  ¿Cuánto le queda de vida?  Creo que mucho tiempo, al menos al concepto, quizás la llave si evolucione hacia otros diseños.

Salud!

*

Advertisements




.echa llave

2 05 2010

unos de los temas que me agrada hablar sobre Lima es la “enjaulación” que padece.  Vivimos rodeados de rejas, las cuales forman parte de nuestro paisaje (tema que trataremos con un proyecto especial en este blog).  Vivimos alterados por la inseguridad, la cual resolvemos en parte colocando rejas y cerraduras.  Esta paranoia le da protagonismo a un pequeño e importante objeto: la llave.  Aquí algunos pensamiento acerca de ella.

  1. La llave es un icono y un objeto funcional indispensable.  El concepto es antiguo  y básico, y quizás por eso sigue intacto.
  2. Introducir la llave en una cavidad y dar vuelta para activar el tambor, simple, fácil de entender, y aprender.
  3. Para que no se pierda rápidamente, usualmente se utiliza un llavero.
  4. Existe una industria inmensa de llaveros.
  5. En un llavero puedes cargar la llave de la casa, del carro, etc.  Osea es posible que tengas + de 2 llaves
  6. Una vez que entras a tu casa, el llavero tiene un lugar donde colocarlo.
  7. Existe otra industria igual de grande para los sujetadores de llaveros
  8. Un duplicado siempre es bueno tener.  Así tengas llavero es factible que pierdas la llave.
  9. Otra industria más para duplicar + aquella que fabrica escondites para el duplicado.

Algunas ideas en el aire.

  1. La llave no es amigable, las personas con algún problema para manipular se ven afectados.
  2. Si no tienes ni bolsillo, ni cartera, ¿dónde la llevas?
  3. ¿Cuántas llaves habrá en el mundo?

Salud!

*

link.colgador

link.llave